TERÁPIA DE
OXÍGENO HIPERBÁRICO LEVE


Nuestro estilo de vida provoca con los años que la microcirculación sanguínea se vea afectada y que los órganos y tejidos no sean irrigados debidamente y no se les suministre suficiente oxígeno y nutrientes. Esto afecta el rendimiento de nuestro cuerpo, nos regeneramos peor, nos sentimos débiles y somos más susceptibles a las enfermedades y la función de los sistemas afectados pueden verse cada vez más perjudicada.

¿Qué hace que la Terapia de Oxígeno Hiperbárico (TOHB) sea una revolución?
Es un procedimiento indoloro en el que una persona está expuesta a un aumento de la presión, lo que permite una mayor absorción de oxígeno en los tejidos del cuerpo. Este aumento de presión permite que más oxígeno alcance las células dentro del cuerpo, contribuyendo así a los muchos beneficios curativos y terapéuticos.
Nuestros cuerpos necesitan oxígeno para curarse a sí mismos. Cuando nuestro cuerpo carece de oxígeno, por ejemplo, en el lugar de una lesión, sufrimos daños en los tejidos causados por la inflamación. La TOHB satura los glóbulos rojos y el plasma con altos niveles de oxígeno, que luego se expulsa hacia los tejidos del cuerpo. Esto le da a nuestro cuerpo el combustible que necesita para controlar la reacción inflamatoria y realizar sus procesos metabólicos básicos, lo que lleva a un mejor bienestar general.
Cuando el oxígeno se administra a niveles altos bajo una presión superior a la normal, tiene "efectos similares a los medicamentos" en cada célula del cuerpo.
"Restaure el oxígeno en el cuerpo y puede restaurar gran parte de la función perdida".
Dr. Paul Harch. La revolución del oxígeno 2010


BENEFICIOS
DE LA CÁMARA HIPERBÁRICA


Su uso preventivo o terapéutico se basa en un incremento de la capacidad de difusión y tensión del oxígeno en los líquidos corporales, fundamentalmente en el plasma sanguíneo pero como visto antes, también en el líquido cefalorraquídeo, la linfa y el líquido sinovial, al respirar al interior de capsulas herméticas, oxígeno en alta dosis en condiciones de presión ambiental superior a la presión atmosférica. Esta acción genera toda una serie de efectos físicos benéficos de gran aplicación en un número cada vez mayor de enfermedades tanto como para el bienestar general, la prevención y la potencia de las capacidades del organismo.

El oxígeno hiperbárico se utiliza para conseguir los siguientes efectos:



  • Aumenta y estimula la neovascularización (construcción de nuevos vasos sanguíneos).

  • Mejora la microcirculación.

  • Aumenta la irrigación cerebral.

  • Mejora el metabolismo a nivel celular.

  • Estimula la producción de colágeno.

  • Estimula el timo y las suprarrenales.

  • Estimula la glándula pineal y la producción de melatonina (mejora el sueño).

  • Aumenta la tensión de oxígeno en hueso, orina y demás fluidos corporales.

  • Mejora la actividad fagocítica de los glóbulos blancos.

  • Acelera la destrucción de glóbulos rojos viejos.

  • Mantiene elevados los niveles de oxígeno en los tejidos (más de 4 horas en músculo).

  • Tiene efecto antibacteriano.

  • Efecto antifúngico (mucormicosis y actinomicosis).

  • Favorece en control de infecciones.

  • Reducción de las infecciones y la disminución de la cantidad de intervenciones quirúrgicas.

  • Favorece la eliminación de sustancias tóxicas.

  • Disminuye el contenido de gas en el intestino.

  • Aumenta la motilidad intestinal.

  • Apoya la actividad antimicrobiana. Ayuda a atacar, eliminar y frenar infecciones muchas veces resistentes a los antibióticos.

  • Aumento de oxígeno a los tejidos dañados.

  • Acelera la curación de heridas crónicas.

  • Ayuda a preservar tejidos dañados por traumatismos severos.

  • Reduce el efecto de sustancias tóxicas en caso de intoxicación.

  • Mejora los tejidos dañados por exposición radiológica, ulceraciones y heridas crónicas.

  • regula la actividad osteoclástica - osteoblástica.

  • Disminuye los valores de MAO serotonina, dopamina y noradrenalina en el SNC.

  • Disminuye el edema en el SNC.



Con lo cual la terapia está adaptada a cualquier persona sana para prevenir, preservar y reforzar su salud. Pero mejora la concentración, la memoria, las capacidades deportivas, el sueño, el sexo, alivia el estrés, las inflamaciones y dolores, migrañas, acelera la cicatrización, la recuperación de lesión o post operación de cirugía…