PERFECT WATER
UN EQUIPO PARA DEPURAR TU AGUA SIMPLEMENTE EXCEPCIONAL!

NUEVA TECNOLOGÍA
DE MEMBRANA EXCLUSIVA


Las membranas tradicionales utilizan un flujo de agua que va en una dirección para limpiar los contaminantes que quedan retenidos en la membrana, por eso gastan agua en este proceso, unos 3 a 5 litros, los equipos de calidad e incluso más en otros equipos de gama baja. Esta nueva tecnología exclusiva utiliza dos entradas de agua, por lo que limpia la membrana desde los dos lados simultáneamente, por lo que la limpieza es mucho más eficiente y por lo tanto limpia mejor la membrana, que al estar más limpia es capaz de retener más contaminantes y obtener un agua más purificada.


SIMPLEMENTE
LOS MEJORES FILTROS DEL MUNDO


Un equipo de filtración no consta solo de la membrana, lleva un sistema de filtros para quitar contaminantes antes que lleguen a la membrana.



  • 1 Prefiltro de 5 micras, para eliminar los residuos más grandes, como arena y suciedad.

  • 2 Filtros de Carbón Activado, que eliminan el cloro y los químicos orgánicos.

  • 1 Postfiltro para mejorar el sabor del agua.



Filtros en línea encapsulados, cuando se cambia el filtro se cambia entero, incluida la carcasa, lo que evita la degradación de los materiales que contienen el material filtrante. Todos ellos OMNIPURE, no es solo porque son americanos, ” símplemente los mejores filtros del mundo”

Solo se utilizan los medios filtrantes de más alta calidad.
Disco de resorte patentado y entrada de bloque de filtro que mantienen los medios de filtración bajo la presión ideal y garantizan una trayectoria lineal equidistante.
Las conexiones y el cuerpo de la carcasa son soldadas entre sí mediante ultrasonidos, sin el uso de colas o aglutinantes.
Moldeado por inyección, aprobado por la FDA, el tapón y el cuerpo realizados en polipropileno virgen.
En un filtro no solo es importante el material filtrante, también el material con el que está hecho, para que no transmita químicos al agua.
Pantallas de salida de varias etapas y almohadillas de filtración soldadas en su lugar por ultrasonidos.
Las conexiones roscadas se cortan en lugar de ser moldeadas, lo que les confiere más precisión.


LA CALIDAD DEL AGUA
NO SÓLO DEPENDE DE ESTAR LIBRE DE CONTAMINANTES


Podemos ver que el agua del grifo normal se ha desestructurado y perdido su vitalidad, lo que tiene un efecto perjudicial en la capacidad del cuerpo para asimilarla. Como resultado de la contaminación y otros factores ambientales, las fuentes de las que dependemos para proporcionar agua potable han perdido su fuerza vital. Algunas culturas se refieren a esta fuerza de vida como chi, pero como quiera que lo describa, el resultado es que el agua se degrada, a veces hasta el punto de perder totalmente esa energía vital, es por eso, a la vez que por la carga de contaminantes, el agua pierde su capacidad para hidratarnos, ya no se trata de la cantidad de agua que tomamos, lo que va suponer una buena hidratación, es sobre todo la calidad de esa agua. Depurar el agua marca una gran diferencia en la calidad del agua y reduce los contaminantes, pero esto no es suficiente. Para obtener beneficios de salud óptimos, el agua debe renacer y reestructurarse.

Sistema de estructuración del agua
El agua al pasar a presión por la membrana, lo cual es imprescindible para obtener una filtración óptima, por eso el equipo lleva una bomba de presión, pierde su estructura natural, al desplazar electrones a orbitales inestables.
Por eso puedes haber oído que la ósmosis “mata el agua”, Aunque ya llega “desestructurada” de la red, debida a la presión en las tuberías el efecto se acentúa en la membrana, que es la que consigue depurar el agua al máximo.
Por eso hay que corregir ese efecto, y una forma es mediante un sistema de campos magnéticos alternos y variables que hemos incorporado al equipo. Este sistema consigue devolver estos electrones a orbitales estables y devolver al agua su estructura natural.

Sistema de vitalización del agua
Es conocido tras los estudios del Dr Masaru Emoto que el agua es capaz de guardar información.
Igualmente, se sabe desde hace muchos años que es posible programar fluidos para llevar información, esta es la base de la homeopatía, la radiónica y la bioresonancia.
Por eso incluimos en la fase final del equipo una lámina vitalizadora que emite informaciones de resonancia ultrafina dándole una información de “orden” al agua consiguiendo su vitalización.

Sistema limpieza información negativa
La investigación muestra que el agua es una de las sustancias más fáciles de programar e influenciar. De hecho, la homeopatía se basa en la capacidad innata del agua de mantener impresiones sutiles electromagnéticas y energéticas creadas durante el proceso de fabricación de los remedios homeopáticos.
¿Qué podemos hacer entonces para limpiar del agua supuestamente potable que potencialmente contiene no una, sino muchas impresiones de todo lo que ha estado en contacto con ella?
En el depósito del equipo se incluye un dispositivo que está diseñado para eliminar por completo todas las impresiones de esta naturaleza, así como las impresiones energéticas dañinas y de diversas sustancias como metales pesados, venenos y toxinas, dioxinas, bacterias dañinas, parásitos, plastificantes, alérgenos, colorantes y ácidos malónicos, influencias electromagnéticas dañinas, mohos, levaduras y hongos, mediante la creación de un patrón complementario que cambia la impresión en el agua. Este proceso neutraliza el agua haciéndola mejor y más segura de beber En términos simples, esta tecnología se basa en el campo cuántico que nos rodea, enfoca este campo a través de un tipo de embudo. Sobre el final del embudo se encuentra un filtro programado que contiene los patrones correctores de bioresonancia.
El efecto no disminuye con el tiempo.

Sistema de nanofrecuencias
Un disco colocado en el depósito, emite nanofrecuencias que ayuda a recuperar la vibración original de las células y a liberarlas de partículas y elementos ajenos, permitiendo recuperar el efecto electrolítico entre el núcleo de la célula (Potasio) y la membrana (Sodio), favoreciendo las trasferencias eléctricas y bioquímicas de forma natural y así funcionar los trillones de células que componen el organismo, como una sola pila, generando la energía que requiere la persona a nivel de bioresonancia.
El disco estructurador molecular ultrasónico es un emisor de nanofrecuencias, basados en la física cuántica. Emiten unas intensidades y longitudes de onda determinadas que permiten alterar los puentes de hidrógeno, neutralizar los radicales de oxígeno, variando, así las constantes físicas del agua, rejuveneciendo las estructuras moleculares de los líquidos, recuperando la “memoria” del agua, la vitalidad, la energía y estructurando su geometría natural, tal como el agua que cae de las nubes, en su estado primigenio.
Estos cambios producen alteraciones positivas en los procesos metabólicos de las células que desembocan en un intercambio más dinámico en la entrega de oxígeno y nutrientes, así como en el desalojo de los desechos a nivel celular, siendo esto la base de una buena salud.
El disco se alimenta por una pila galvanizada de 1.5 voltios, por lo que tiene una vida garantizada de 4 años, pasado este periodo habrá que sustituirlo.